Relat de gener: La biblioteca de los amantes

El rico príncipe fatimí Mahmud al Dawla bin Fatik había recibido el aviso  del cumplimiento del pedido de libros hecho al emperador de los griegos de Constantinopla. Eran bultos y bultos cuidadosamente envueltos por orden del príncipe en pieles dobles de camellos para que viajaran perfectamente reservados a través del mar y del desierto hasta su palacio de El Cairo.

Francisco Rincón

Continua llegint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno × 2 =