Relato de noviembre: «La tortura»

De todos los escenarios que había imaginado el señor Menzel, el que tenía enfrente ocupaba, por mucho, la última posición en su lista de posibilidades. El lugar, al menos desde afuera, no podía estar más lejos de su idea arquetípica de sala de tortura. Por esta razón extrajo de su bolsillo, junto con un pañuelo de tela viejo, la nota que había recibido seis días atrás. Ajada y arrugada de tan releída, la desdobló con mano temblorosa y se aseguró de no haber equivocado el domicilio: Grimmstrasse 11. Efectivamente, era el correcto.


Matías Bischof

Continua leyendo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

diez − uno =