Relato de septiembre: «Volver a la rutina»

Llevo un rato hechizada con la mirada clavada en el horizonte. Los campos amarillentos, en ocasiones, casi desérticos, parecen no acabarse nunca. A través de la ventanilla del tren, las balas de paja, abandonadas y dispersas en el solitario paisaje, desaparecen haciéndose imperceptibles con rapidez. No hay tiempo para la nostalgia, la velocidad de la máquina, enseguida, sustituye una alpaca por otra, un campo por otro, un infinito por otro. No pienso en nada, solo observo en silencio.

Continua llegint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

dos + 7 =